Los 11 errores más frecuentes en las dietas para adelgazar

Mantener una dieta de adelgazamiento puede ser perjudicial para la salud si se parte de ideas preconcebidas y equivocadas sobre lo que se debe comer para bajar esos kilos de más en el cuerpo. Simplemente con una dieta equilibrada y  aumentando la actividad física, sin necesidad de estar sujeto  a un régimen restrictivo, se puede reducir el exceso de masa corporal.

Estas son algunas  de esas ideas preconcebidas y erróneas:

– Evitar el pan y la pasta: Falso. No hay que descartar la pasta y el pan, sino consumirlos de forma moderada y sin mezclar con otros alimentos rico en grasas.

– Evitar las legumbres: Es un error desterrarlas de los menús. Cocinadas con hortalizas o arroz aumenta el valor nutricional y disminuye el contenido calórico. Además, tienen fibra y alto poder saciante.

– Mejor edulcorante que azúcar: Falso. Una cucharita de azúcar aporta 8 calorías al café del desayuno. Un aporte calórico mínimo respecto a la media de 2.000 calorías diarias de una dieta equilibrada prototipo.

– Comer ensalada como plato único: Otro error habitual cuando sustituimos los primeros y segundos platos de las comidas por una ensalada como plato único. Lo recomendable es tomar tomar alimentos con efecto saciante como plato principal (arroz, pasta, legumbres) y dejar las ensaladas como guarnición.

– Tomar fruta después de las comidas engorda: Falso. La fruta tiene bajo contenido calórico, el mismo si se toma antes, durante o después de las comidas. 

– Los plátanos, uvas o higos tienen muchas calorías: Cierto es que son más calóricos que la manzana o la pera pero, en cualquier caso, no llegan a 100 kilocalorías por cada 100 gramos de porción comestible. Además, aportan una cantidad de energía similar a una naranja mediana, por lo que no hay que eliminarlas de las dietas para adelgazar.

– El pomelo quema grasa: Error, pero sí tiene un gran poder diurético que ayuda a eliminar líquido. Sin embargo, “hay que recordar que la pérdida de peso tiene que asociarse a una reducción de grasa y no de líquidos” , subraya la experta.

– El aceite de oliva no engorda:  Este aceite, al igual que el resto, tiene un contenido energético de 9 kilocalorías por gramo, por lo que su consumo debe moderarse, especialmente en las dietas de adelgazamiento. Pero debe prevalecer sobre otros aceites de origen vegetal  debido a su alto contenido en ácidos grasos monoinsaturados y sustancias antioxidantes.

– Los alimentos integrales no engordan: No es del todo correcto. Sí es cierto que aportan más fibra, vitaminas y  minerales que los no integrales y provocan mayor sensación de saciedad.

– Consumir de forma indiscriminada alimentos light o bajos en calorías: Existe la creencia de que la energía que aportan los alimentos light es insignificante y se suele abusar de ellos. Es verdad que aportan menos calorías que sus homólogos si se consumen en igual proporción.

No beber agua durante las comidas: Falso. El agua no aporta calorías al no contener nutrientes. Tomar agua durante las comidas, no sólo ayuda a mejorar el estado de hidratación, sino que también ayuda a llenar el estómago y sentirnos llenos. 

Fuente: larepublica.pe

Enlace click aquí

Categories: NutriciónTags: , , , , , , , ,